2021-12-01
Imagen a título ilustrativo.

La policía belarusa ha registrado las casas de varios periodistas y activistas de derechos humanos en todo el país, según los informes de ONGs. El centro de derechos humanos de Viasna dijo en un comunicado que se llevó a cabo una serie de registros en la madrugada del 1 de diciembre. En Minsk se registraron al menos 10 casas y se confiscaron teléfonos, memorias USB y otros equipos. Varios periodistas y activistas en Minsk, Hrodna, Brest, Vitsiebsk, Krychau, Rechytsa y Mazyr fueron detenidos brevemente para ser interrogados después de los registros.

La mayoría de los afectados dijeron que no podían revelar los detalles de su detención debido a que fueron advertidos sobre las consecuencias legales. Sin embargo, Radio Svaboda cita a un ex preso político diciendo que Minsk «está buscando a los autores intelectuales y financieros de las protestas». Esta ola de represiones marca una nueva etapa en la continua represión de los medios de comunicación y las ONG de Belarús.