2021-07-24
Andrei Dynko

El editor jefe de la revista «Nuestra historia», Andrei Dynko, tras pasar 13 días en la prisión de la calle Akrestsina, escribió una columna que afirmaba la vida. Aquí tenéis algunas citas suyas:

«Sí, la prisión de la calle Akrestsina es de hecho una institución de tortura. Todo está pensado para deshumanizar a la persona. Pero uno puede aguantarlo: tanto física como moralmente, una persona se moviliza en tales condiciones, así que… con calma. Estoy seguro de que mis compañeros se podrán negar a doblegarse».

«Al llegar al otro mundo, me di cuenta de lo poco que habíamos hecho en los medios, todavía. La conclusión es la siguiente: hoy, cuando el trabajo legal de los periodistas profesionales en Belarús se ha vuelto imposible, cada belaruso debe convertirse en periodista».

«Tengo una nueva reliquia, mi preferida: una botella de la que he bebido, que he usado para lavarme y que me ha servido de almohada durante estas 13 noches».

Dynko fue detenido junto con otros empleados de «Nasha Niva» [Nuestro Campo], a la que pertenece la revista «Nustra historia», Yahor Martsinovich y Andrei Skurko. Están acusados del pago indebido de las facturas de servicios públicos por el espacio de oficina y falta de pago de 3 000 rublos (unos 1 200 dólares).