2022-04-03
Иллюстративное изображение.

Desde el inicio de la invasión de Ucrania por parte del ejército ruso, inclusive desde territorio belaruso, se ha venido dando una «guerra ferroviaria» en Belarús. Con el objetivo de ralentizar y dificultar el movimiento de los equipos militares rusos hacia Ucrania, los belarusos han estado inutilizando equipos invasores. El formato más común es la destrucción (por incendio) de bases de relevos para la señalización, la centralización y el bloqueo (SCB). Cada base de este tipo cuesta unos 50 mil dólares estadounidenses y sólo unas pocas instituciones del país reparan los componentes.

A pesar de la intimidación de los agentes de la ley, las actividades de guerrilla continúan. El 15 de marzo se dañó una base de relevos de SCB en la línea Domanove-Lesnaya; el 16 de marzo, en la línea Farynava-Zagatsie, y el 17 de marzo, en la estación Orsha-Central. La noche del 25 de marzo se quemaron dos bases de relevos en la línea Barysau-Navasady. El 28 de marzo se quemaron otras dos bases entre la parada Savietski y la estación de Vieraitsy.

En su búsqueda de estos «guerrilleros ferroviarios», el KGB lleva a cabo verdaderas redadas en las ciudades donde se han producido sabotajes. Detienen a trabajadores ferroviarios, registran sus casas y revisan sus teléfonos. Las órdenes de registro incluyen artículos tan graves como el espionaje, la alta traición y los actos de terrorismo. Al menos 30 empleados ferroviarios han sido detenidos en toda Belarús en los últimos días

La noche del 30 de marzo de 2022, un canal telegráfico progubernamental afiliado a los agentes del régimen publicó «vídeos penitenciales» de 28 personas, empleados ferroviarios de diferentes edades, especialidades y procedencia. Supuestamente, todos estaban suscritos al canal «Live. Comunidad de Trabajadores Ferroviarios de Belarús», cuya sala de chat está reconocida como formación extremista en Belarús. Otros cuatro trabajadores ferroviarios fueron detenidos en Gomel, y al menos uno de ellos fue internado en el centro de detención preventiva del KGB.

Además, se ha incorporado una fuerza especial de tropas internas para proteger las vías y la infraestructura del ferrocarril belaruso. La noche del 30 de marzo de 2022, varias personas irrumpieron en dos bases de retransmisión cerca de la estación de Babina, en el distrito de Babruisk, y consiguieron prender fuego a una de ellos. Los agentes de la ley estaban patrullando las vías en ese momento. Abrieron fuego, pero los guerrilleros lograron escapar a salvo.

Según la asociación de ex agentes de la ley ByPol la asociación de ex agentes de la ley ByPol, los participantes del plan «Pieramoga» («Victoria»), un plan de movilización de la oposición para vencer al régimen de Aliaksandr Lukashenka, son quienes están detrás del sabotaje al ferrocarril.