2022-03-11
Transporte de tanques rusos a través de Bielorrusia. Imagen: svaboda.org

Según el Centro de Derechos Humanos Viasna, ocho personas han sido detenidas en Belarús bajo sospecha de sabotaje del sistema de ferrocarril belaruso desde el inicio de la guerra en Ucrania. Los ferroviarios dijeron que debido al sabotaje (de la «guerra ferroviaria»), los trenes que transportaban equipo militar y municiones rusas dejaron de circular por Belarús. Los detenidos se enfrentan a hasta 15 años de prisión por preparación de un acto de terrorismo.

El 6 de marzo, Siarhei Kanavalau, empleado de los ferrocarriles belarusos, fue detenido en Vitsebsk. Según el Ministerio del Interior, había planeado desactivar los sistemas de seguridad del tráfico ferroviario. Según la comunidad ferroviaria, poco antes de su detención, el hombre tuvo un conflicto con el ideólogo y antiguo jefe de la policía de transportes V. A. Gliachkou. Tras este conflicto, Glaachkou informó a la GUBOPiK y al KGB sobre el supuesto sabotaje planeado por Kanavalau, tras lo cual este fue detenido sin ninguna razón real. Se abrió una causa penal contra Kanavalau por la supuesta preparación de un acto de terrorismo.

En Svietlahorsk se quemó un armario de una instalación de señalización del ferrocarril. Según el Ministerio del Interior, el incendio fue provocado por tres residentes de Svietlahorsk. Se abrió una causa penal contra ellos por cometer un acto de terrorismo.

Después del 2 de marzo, se iniciaron registros de viviendas en Svetlogorsk en relación con la quema de este armario de relés para la señalización, la centralización y el enclavamiento en la línea Astankovichy-Zherd. Esta línea ferroviaria se dirige a Ovruch, en la región de Zhytomyr (Ucrania). Los cónyuges Dzmitry y Natalia Ravich, así como el hermano de Natalia, Dzianis Dzikun, y la novia de este, Alisa Malanava, fueron detenidos como sospechosos del caso. Un vídeo «de arrepentimiento» de Dzianis, que muestra signos de haber sido duramente golpeado, apareció en los canales de televisión progubernamentales.

El 2 de marzo, el residente local Aliaksei Shyshkaviets, de 43 años, fue detenido en Asipovichy. Según el Ministerio del Interior, el hombre se había unido a la «organización extremista» BYPOL y autorizado en su chat-bot el envío de instrucciones para la preparación de sabotajes en el sistema ferroviario. Se ha abierto una causa penal contra Aliaksei por participar en una organización extremista con el fin de cometer delitos.

Según el Ministerio del Interior, dos residentes locales fueron detenidos en Stalbtsy la noche del 1 al 2 de marzo. La organización de derechos humanos «Viasna» supo que se trataba de los cónyuges Siarhei y Katsiaryna Hlebka. En otro vídeo «de arrepentimiento», el hombre confiesa que puso dos troncos en las vías del tren y les prendió fuego. En dicho vídeo, Siarhei muestra signos de haber sufrido violencia.

Otro «guerrillero ferroviario» fue detenido en Zhodzina el 2 de marzo, pero aún no se conocen los detalles de su caso