2021-07-11

En la Conferencia Internacional del Trabajo anual celebrada en junio de 2021, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha denunciado la flagrante violación de las normas internacionales del trabajo en Belarús. En su informe, el Comité de Expertos de la OIT, así como antes el Comité de Libertad Sindical, han mencionado graves violaciones de los derechos fundamentales de los trabajadores en Belarús. Muchos trabajadores fueron acosados, golpeados, arrestados y despedidos por haber participado en las manifestaciones pacíficas contra las elecciones presidenciales amañadas del pasado agosto. Los miembros del sindicato de estudiantes fueron expulsados de las universidades. Los sindicalistas independientes fueron intimidados sistemáticamente para que renunciaran a sus sindicatos o perdieran sus puestos de trabajo.

La OIT también ha condenado duramente a la demanda de Aliaksandr Lukashenka de que todas las empresas privadas deban crear sindicatos en sus empresas o se enfrenten a su disolución. No solo es una violación flagrante del principio de libertad de asociación, sino que también demuestra que los sindicatos oficiales son órganos controlados por el Estado que Lukashenka también utiliza para vigilar a los trabajadores, es decir, no existen para representar verdaderamente a los trabajadores.