2021-09-24

El Tribunal Supremo liquidó la Asociación Cívica Internacional de los Belarusos del Mundo Batskaushchyna. El Ministerio de Justicia acusó a la organización de que los órganos de gestión, control y auditoría de Batskaushchyna son ilegítimos. El motivo es el aplazamiento del VIII Congreso de los Belarusos del Mundo para el próximo año debido a las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus. La Asociación enfatizó que la decisión de aplazar el Congreso fue tomada tras celebrar consultas con el Ministerio de Justicia, y fueron los representantes del ministerio quienes confirmaron que los dirigentes del organización tenían todas las facultades para tomar tal decisión.

Además, el Ministerio de Justicia emitió dos advertencias a la asociación durante una auditoría no programada en julio. Se le ordenó eliminar las infracciones en una semana, pero Batskaushchyna no pudo hacerlo, ya que la oficina de la asociación fue allanada y sellada por el Comité de Investigación. Un mes después, la asociación recibió una respuesta del Comité de Investigación, que decía que se había abierto un caso penal contra los titulares de la asociación por un delito en virtud de la parte 3 del art. 361 del Código Penal (llamamiento a acciones encaminadas a socavar la seguridad nacional, este es el mismo artículo que el de los imputados en el caso del Consejo de Coordinación).

«Zgurtavanne belarusau svetu Batskaushchyna» [Asociación de los Belarusos del Mundo «Patria» — N. del T.] fue creada en 1990 en el auge del renacimiento nacional y durante 30 años ha unido las organizaciones de la diáspora belarusa de 28 países del mundo y los belarusos dentro del país.

Batskaushchyna organizó eventos y actos destinados a fortalecer la identidad nacional belarusa, defendió los derechos e intereses de los belarusos en el extranjero.

En 2014, precisamente gracias a la Asociación Batskaushchyna se aprobó la Ley sobre los belarusos en el extranjero y los congresos de los belarusos del mundo, que se celebraban cada cuatro años, se han convertido en una verdadera plataforma nacional para debatir cuestiones y problemas de interés actual para Belarús y la diáspora.

El primer congreso de la organización en Minsk fue inaugurado por el famoso escritor belaruso Vasil Bykau.