2021-07-29
Andrei Kazimirau.

Un tribunal ruso permitió extraditar a Belarús a un participante en las protestas de agosto de 2020, Andrei Kazimirau. Anteriormente, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) prohibió su extradición, informa el Grupo de Helsinki moscovita.

«Desde que Rusia ratificó la Convención para la Protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales, la decisión del CEDH es parte del campo legal de la Federación Rusa y es obligatoria para los organismos estatales, incluidos los tribunales», dijo el abogado de Kazimirau, Illarion Vasiliev.

Expresó su esperanza de que la Fiscalía General no violara la decisión del TEDH y no ejecutase de inmediato su orden de extradición.

Andrei Kazimirau, residente de Brest, está acusado de participar en los disturbios del 9 de agosto de 2020 en Belarús. Se enfrenta a ocho años de prisión. Durante uno de los mítines, el activista fue herido en la pierna por una bala de goma. En septiembre, cuando tuvo conocimiento de su persecución penal, partió rumbo a Rusia, donde fue detenido el 14 de enero de 2021. Kazimirau es el único belaruso reconocido como preso político también por los activistas rusos de derechos humanos.

El 22 de julio se supo que Rusia extraditó a un luchador de MMA a Belarús, Aliaksei Kudzin, a pesar de una prohibición similar por parte del TEDH. Kudzin se encuentra ahora en el centro de detención (SIZO) número uno de Minsk. El luchador fue sacado en secreto de Rusia.