2021-11-04
CIP [centro de incomunicación de detenidos] en la calle Akrestsina

En una celda para dos personas en el centro de detención preventiva en la calle Akrestina de Minsk desde la tarde del 3 de noviembre de 2021 están en huelga de hambre diez mujeres detenidas por motivos políticos. Esta celda la comparte con ellas una mujer sin hogar.

Desde mediados de octubre las mujeres en la celda número 15 sufren una presión adicional por parte de la administración penitenciaria. Se les quitó a las mujeres toda la ropa de abrigo que podían utilizar en vez de los colchones que también les fueron retirados. Todo lo que las mujeres no pudieron coger con las manos fue echado a la basura. Después les quitaron también los cepillos de dientes, compresas, medicamentos, mascarillas, botellas de agua. A partir del 1 de noviembre no se les proporciona ni siquiera el papel higiénico a estas mujeres. No las llevan a ducharse, por la noche no apagan la luz en la celda. En la celda hay piojos a partir de septiembre, cuando a la celda trajeron a tres mujeres sin hogar a la vez. Antes por lo menos podían lograr que se les trajera jabón y papel higiénico. A veces en respuesta a la solicitud de que se trajera el papel higiénico, los empleados del centro de detención les proponían utilizar las camisetas para limpiarse.

Las arrestadas de la celda número 15 han decidido declararse en huelga de hambre hasta que se cumplan todas sus peticiones: que se les permitan los paseos, se las lleve a la ducha, que apaguen la luz en la celda durante la noche, que les traigan todo lo necesario según las normas sanitarias, que se les devuelvan todas sus pertinencias y medicamentos. Entre las encarceladas está también la periodista de Belsat, Iryna Slaunikava. Recordemos, la periodista Iryna Slaunikava, junto con su marido, fueron detenidos en la noche del 30 de octubre en el aeropuerto de Minsk, la pareja estaba de regreso después de las vacaciones. Les condenaron a 15 días de arresto administrativo por «distribuir materiales extremistas».