2021-06-07
Frontera entre Belarús y Lituania.

En la frontera de Belarús con Lituania y Polonia, países vecinos pertenecientes a la UE, el flujo de inmigrantes ilegales aumentó dramáticamente.

En Lituania, durante los primeros cinco meses de 2021, han intentado entrar desde el territorio de Belarús más de 270 infractores, que es tres veces más que durante todo el año pasado. Durante el mismo período los guardias fronterizos polacos han detenido a 112 personas por cruzar ilegalmente la frontera, 92 de ellas directamente en la frontera entre Belarús y Polonia. Esto es casi 4 veces más que las cifras del año pasado. Entre los detenidos hay residentes de Afganistán, Palestina, Irak, Tayikistán, Egipto, ciudadanos de Rusia de etnia chechena.

El jefe del Servicio de Seguridad de la Frontera Estatal de Lituania Rustam Liubajev ha dicho que la situación en la frontera lituano-belarusa sigue siendo difícil, y ha reprochado a los guardias fronterizos belarusos su inacción y falta de cooperación. «Vemos que la situación está cambiando muy rápidamente. Tres grupos de inmigrantes ilegales fueron detenidos durante el fin de semana, más de 30 personas», ha dicho Liubajev a los periodistas.

El 26 de mayo Aliaksandr Lukashenka declaró: «Nosotros deteníamos las drogas y a los migrantes, ahora vosotros mismos os las comeréis y los atraparéis». Lituania está segura de que el aumento del flujo de migrantes ilegales es consecuencia de esta declaración. Ahora Lituania está decidiendo acerca de la compra de nuevos medios de protección y armas para proteger su frontera. Se está considerando la posibilidad de involucrar al ejército.