2021-07-25
Dzianis Urbanovich.

El presidente del «Malady front» (Frente juvenil), Dzianis Urbanovich, fue puesto en libertad después de 20 días de arresto en el Centro de Incomunicación de Detenidos. Fue detenido el 3 de julio en Minsk, se desconocen los motivos de su detención.

Dzianis fue trasladado de celda en celda muchas veces, vio la actitud hacia los presos comunes y hacia los «políticos». Dzianis Urbanovich habla de las condiciones en el Centro como de un genocidio: cualquier persona que entra allí es «directamente humillada».

En su opinión, los agentes de fuerza ahora tratan a los presos políticos con más dureza que a principios de año. Están seguros de que nunca serán castigados por su actitud. Las celdas están alborrotadas: hay entre 18 y 20 personas en una de cuatro camas. Algunos se desmayan; en las celdas hace un calor sofocante. Los presos políticos no tienen colchones, muchos duermen en el suelo. Faltan objetos de aseo personal, están prohibidos los cepillos de dientes, no les llevan a la ducha, ni entregan los envíos de los familiares. La comida es tan mala que los presos apenas van al baño. En las celdas la luz está encendida las 24 horas.

Hay inspecciones de día y de noche. Los sacan de la celda, les hacen estar de pie con pies separados e inclinarse y a la vez les retuercen los brazos. Muchos son golpeados. Urbanovich dice que durante su encarcelamiento lo han golpeado y han pateado en la parte baja de la espalda y piernas, en los riñones con una porra, incluso por reírse. Las golpizas han causado una hemorragia interna, necesita ser ingresado en el hospital. Ahora tiene sangre en la orina, siente dolor. Dice que muchos presos tienen problemas similares. Muchos tienen coronavirus: los que han tenido la fiebre de 38 a 39 grados, han sido llevados por ambulancia, y a los otros enfermos no les hacen pruebas ni les dan ningún tratamiento.

«Espero que al menos alguien preste atención al hecho de que no cesan las represiones en Belarús, continúan, y cada belaruso puede acabar en prisión incluso por un simple reenvío de información, y será golpeado, demolido y los médicos del Centro no proporcionarán asistencia, dice Urbanovich. – El Centro es el Auschwitz del siglo XXI. En el centro de Minsk, en el centro de Europa en 2021 existe el Auschwitz, donde están matando a la nación belarusa. No tengo palabras, hace falta estar allí para entenderlo todo».

Al correo electrónico del centro de derechos humanos «Viasna» bajo condición de anonimato fueron enviadas unas fotos tomadas este año en una celda del Centro en la calle Akrestsina. Una foto muestra que la celda está abarrotada: la gente duerme por dos en las literas de hierro, alguien duerme en la mesa y en el suelo. Los detenidos también no tienen colchones ni ropa de cama. También en la foto se ve el código de tiempo, la foto ha sido tomada de noche, pero en la celda la luz está encendida.