2022-02-24

Hoy, Ucrania fue atacada por tropas rusas a través de múltiples fronteras por tierra, aire y mar. El servicio de fronteras estatal de Ucrania ha informado de ataques con ataques aéreos, artillería, vehículos de combate y armas de fuego en zonas fronterizas con Rusia, Belarús y la Crimea ocupada. Las operaciones militares se extendieron a grandes sectores de Ucrania, especialmente en el este y el sur. Docenas de personas han sido asesinadas, incluidos unos 10 civiles, y muchas más han desaparecido.

CNN ha sido testigo, a través de un vídeo en vivo, de tropas sobre una columna de vehículos militares que entran en Ucrania desde un cruce fronterizo en Veselovka, Belarús. Más tarde, las tropas rusas cruzaron la frontera entre Belarús y Ucrania a través del puesto de control de Vilcha, que se encuentra a 150 km de Kyiv. Según los informes del servicio de fronteras, los guardias fronterizos junto con el ejército ucraniano emprendieron la lucha y repelieron el ataque. Radio Svaboda cita a médicos belarusos que afirman que los soldados rusos heridos están siendo tratados en un hospital civil belaruso en Kostyukovka, cerca de Homiel.

A primera hora de la tarde, el comandante en jefe del ejército de Ucrania, Valeriy Zaluzhny, informó que se lanzaron cuatro misiles balísticos desde Belarús en dirección suroeste, hacia Ucrania.

Por la noche, fuentes ucranianas anunciaron que las tropas rusas, provenientes del territorio belaruso, habían tomado la antigua central nuclear de Chernóbil. Cualquier daño a las instalaciones puede resultar en un desastre radiactivo.

Hasta el momento, ningunas tropas belarusas parecen haber tomado parte en la invasión. Sin embargo, Lukashenka se ha mantenido poco claro sobre la medida exacta de la asistencia militar actual y planificada a Rusia. Los expertos creen que el autócrata en apuros depende demasiado de la Rusia de Putin para tomar decisiones verdaderamente independientes.

Los jefes de Estado del G7 condenaron la agresión militar a gran escala de la Federación de Rusia y señalaron que parte de ella se originó en suelo belaruso. Su declaración enfatiza que «el ataque infundado y totalmente injustificado contra el estado democrático de Ucrania» representa «una violación grave del derecho internacional y una violación flagrante de la Carta de las Naciones Unidas y todos los compromisos de Rusia en virtud del Acta Final de Helsinki y la Carta de París, así como sus obligaciones en virtud del Memorándum de Budapest».