2021-06-10

Al domicilio del ex asistente del fiscal Yauhen Babak, que estaba en casa por el coronavirus, vino un grupo de antidisturbios con chalecos antibalas. En su apartamento hubo un verdadero desastre: le abrieron incluso los zócalos, él mismo fue detenido.

Yauhen Babak trabajó como asistente del fiscal del distrito de Pershamaiski de Minsk. Emitió una orden para realizar una inspección sobre el hecho de la brutal paliza a moteros por parte de personas en uniforme de agentes de la policía de tráfico en agosto de 2020. Pero la Fiscalía ignoró el documento. Después de eso, Babak renunció, porque no podía trabajar en las condiciones de inacción de las autoridades judiciales y silencio de todos los responsables contra la ausencia de la ley en las calles.