2021-06-25
Captura de pantalla del video de la entrevista de Pratasevich.

Sofia Sapega y Raman Pratasevich, detenidos en Minsk tras el aterrizaje de emergencia de un vuelo de Ryanair, han sido puestos bajo arresto domiciliario. Ellos viven en apartamentos alquilados distintos, no se han retirado los cargos contra los jóvenes. Sapega tiene la posibilidad de reunirse con sus padres.

El Comité de Investigación de Belarús ha señaladoque «los acusados están haciendo confesiones coherentes y, conforme a las leyes vigentes, han solicitado previamente un acuerdo prejudicial para cooperar con los investigadores».

Al mismo tiempo, la organización internacional de derechos humanos Amnistía Internacional considera que el hecho de poner a Raman Pratasevich y Sofia Sapega bajo arresto domiciliario es un «truco cínico» de las autoridades belarusas que intentan hacer levantar las sanciones.

El centro de derechos humanos Viasna advierte que las personas que están bajo arresto domiciliario siguen considerándose presos políticos. Por cierto, el número de presos políticos ha aumentado hasta 515 personas.