2021-09-03
Militares polacos en la frontera con Belarús.

Los inmigrantes de Oriente Medio y África continúan intentando llegar a Lituania, Letonia y Polonia desde el territorio de Belarús. «Los cruces de frontera ilegales que observamos en las fronteras orientales de la UE son un ataque híbrido sin precedentes y atroz contra la UE por parte del régimen de Lukashenka», ha declarado la Secretaria parlamentaria del Ministerio de Asuntos Exteriores de Letonia, Zanda Kalniņa-Lukaševica, en una audiencia de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo.

En relación con la situación actual, los políticos bálticos y los eurodiputados se han pronunciado a favor de reforzar las sanciones. El representante del Servicio Europeo de Acción Exterior, Luc Devigne, ha dicho que Bruselas, junto con los países de la UE, ahora está comenzando los preparativos para el quinto paquete de sanciones contra el régimen de Lukashenka.

A partir del 2 de julio de 2021 en Lituania se ha anunciado el estado de emergencia en la frontera con Belarús. Para contener a los inmigrantes ilegales, se ha extendido una barrera de concertina a lo largo de la frontera y se ha tomado la decisión de construir una valla metálica de 508 kilómetros de largo y de una altura de al menos tres metros.

Lituania solicitó utilizar el grupo de apoyo de la OTAN debido al «un ataque híbrido del régimen de Aliaksandr Lukashenka». Los especialistas deberían llegar a Lituania a principios de septiembre.

Según el Departamento de Estadísticas de Lituania, desde principios de año más de 4,1 mil inmigrantes que cruzaron ilegalmente la frontera desde Belarús han sido detenidos en el país, lo que es 51 vez más que en todo el año 2020. La mayoría de los inmigrantes ilegales son ciudadanos iraquíes.

Varsovia también está preocupada por el aumento del flujo de inmigrantes ilegales desde Belarús. Desde principios de agosto, se han registrado en Polonia unos 3 500 intentos de cruzar ilegalmente la frontera desde el lado belaruso.

Para resolver el problema de la inmigración ilegal en la frontera con Belarús, Polonia ha comenzado la construcción de una valla de 2,5 metros de altura. Y el presidente polaco Andrzej Duda firmó un decreto que declara para 30 días el estado de emergencia en dos regiones fronterizas. El documento se dirigirá al parlamento, que puede revocar la decisión.