2021-12-12
Mikalai Bredzyaliou, foto de archivo.

En los últimos días, varios empleados de las filiales belarusas de empresas multinacionales han sido detenidos por las autoridades belarusas, según Belsat. Las detenciones fueron acompañadas de insultos públicos y violación de la privacidad de los detenidos.

El 11 de diciembre, Dzianis Nasura, analista comercial jefe del gigante de software EPAM en Belarús, fue detenido y sentenciado a 13 días de prisión. En un vídeo de confesión se disculpa por haber participado en las protestas de 2020 y estar suscrito a canales de Telegram críticos con el gobierno. El 10 de diciembre, se supo que Siarhei Babashkou, ejecutivo de marketing de Hyundai, y Mikalai Bredzyaliou, jefe de relaciones públicas del proveedor de telecomunicaciones A1 en Belarús, también fueron detenidos. Los vídeos con sus disculpas y detalles de su vida privada también aparecieron en línea. Al mismo tiempo, los medios de propaganda belarusos lanzaron un ataque informativo contra A1, calificándola de «empresa terrorista».

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Austria, la Embajada de Austria y A1 Telekom Austria Group condenaron las acciones de las fuerzas del orden contra Bredzyaliou. La empresa matriz del proveedor de telecomunicaciones belaruso dijo que utilizaría todos los medios legales y diplomáticos disponibles para apoyar y proteger a sus empleados.