2021-11-14

El nombre de Raman Bandarenka​​ se convirtió en un símbolo trágico de la historia de las protestas belarusas de 2020. En el contexto de las protestas pacíficas masivas en Belarús, los residentes de las casas vecinas se unieron, hicieron amistades y empezaron a organizar conciertos del barrio y otros eventos. Uno de los pequeños sitios en un patio de la ciudad de Minsk, la Plaza de los Cambios, se ha convertido en uno de los símbolos de las protestas, autoorganización y solidaridad de los belarusos. El 11 de noviembre de 2020, Raman Bandarenka, de 31 años, salió al patio para averiguar por qué unos desconocidos estaban cortando las cintas rojas y blancas.Allí fue capturado y agredido por unos desconocidos.Se lo llevaron en un minibús unas personas vestidas de civil y con máscaras. Según la BYPOL, eran soldados de la Unidad Especial de Respuesta Rápida del Ministerio del Interior. En la noche del 12 de noviembre de 2020, Raman murió en la Unidad de Cuidados Intensivos a causa de las lesiones incompatibles con la vida. El asesinato de Raman Bandarenka provocó una ola de indignación en la sociedad belarusa.

Después de que se supo que Raman había muerto, miles de personas se reunieron en el lugar de la tragedia para honrar su memoria. Al día siguiente se celebraron acciones conmemorativas en todo el país. Se construyó un monumento conmemorativo improvisado en la Plaza de los Cambios. Pero tres días después, el 15 de noviembre de 2020, la manifestación en memoria de Raman fue brutalmente dispersada por las fuerzas de seguridad con la ayuda de granadas aturdidoras y gases lacrimógenos. Según algunas estimaciones, en ese momento fueron detenidas más de 1100 personas. Unas horas más tarde, se desmanteló el monumento popular a la memoria de Raman. Las periodistas de Belsat, Katsiaryna Andreyeva y Darya Chultsova, fueron arrestadas por la trasmisión en vivo desde el lugar de los acontecimientos, fueron​​ condenadas​​ a dos años de prisión.

Mientras tanto, hasta ahora nadie ha comparecido ante la justicia por el asesinato de Raman Bandarenka. La Fiscalía General dijo que las fuerzas de seguridad no tuvieron nada que ver con la muerte de Bandarenka. Los belarusos​ honran​​ la memoria del defensor de la Plaza de los Cambios Raman Bandarenka colocando velas y erigiendo monumentos conmemorativos. Los belarusos en el extranjero también realizaron sus acciones este día. «¡Yo salgo!» — bajo este lema se llevó a cabo una acción en memoria de Raman Bandarenka cerca de la Embajada de Belarús en Vilna. Los participantes encendieron velas y honraron la memoria del héroe fallecido de Belarús y de todos los belarusos asesinados sin culpa con un minuto de silencio. Entre los presentes estaban los que conocían personalmente a Raman.

«Alguien podría pensar que no es necesario volver a contar esta historia, pero debemos recordar no solo a Raman, sino también los nombres de los responsables de su muerte. Debemos recordarlos, porque están tratando de hacernos olvidarlo todo. Pero veremos un juicio justo, honesto y abierto para los involucrados en el caso de Raman y por muchos otros delitos. Tampoco olvidaremos los nombres de nuestros héroes y las hazañas que los convirtieron en héroes de Belarús para siempre. Y hoy les pido que honren la memoria de Raman Bandarenka, nuestro vecino concienciado, nuestra voz de conciencia, nuestro héroe de los cambios difunto, pero inmortal», dijo en su discurso Sviatlana Tsikhanouskaya.