2021-06-11

El Jefe de la Sala de Prensa del Vaticano, Matteo Bruni, publicó una declaración sobre Belarús en relación con las numerosas solicitudes de periodistas y la continua presión de las autoridades sobre los representantes de la Iglesia en Belarús. Entre los presos políticos belarusos hay católicos, por ejemplo, la madre de familia numerosa Volha Zalatar, que fue detenida en el «caso de los polacos». El activista Vitold Ashurak, que murió en la colonia de Shklou, también era católico.

«La Santa Sede continúa monitoreando de cerca el desarrollo de la situación en Belarús y las medidas tomadas por las varias partes interesadas, sin dejar de estar comprometida con lograr formas democráticas y pacíficas de implementar las demandas legítimas del pueblo belaruso», se dice en el comunicado oficial.