2021-06-14
Vitaly y Uladzislau Kuznechyk.

Dos vecinos de Vitsiebsk, padre e hijo Vitaly y Uladzislau Kuznechyk, llevan viviendo más de nueve meses en el territorio de la Embajada de Suecia. El 11 de septiembre de 2020, tratando de esconderse de la persecución policial por haber participado en las protestas, saltaron la valla de la Embajada sueca en Minsk y se quedaron allí.

Los hombres se sienten a salvo, pero tienen graves problemas de salud. El joven Kuznechyk tiene una enfermedad oncológica, así como atrofia parcial del nervio óptico, necesita revisiones médicas cada seis meses. Hace poco su padre tuvo un fuerte dolor abdominal y fiebre y no pudo comer durante una semana. Pero en la embajada no tienen acceso a atención médica.

Sin embargo, los Kuznechyk no planean abandonar el territorio de la embajada hasta que la situación cambie. Al principio no suponían tener que permanecer tanto tiempo en la embajada, pero ahora no tienen otra opción: se enfrentan a una pena de prisión.