2021-08-04
Maria Kalesnikava y Maksim Znak en la sala del tribunal.

En Minsk ha comenzado el juicio sobre el caso penal de los representantes del equipo del ex candidato presidencial Viktar Babaryka, los miembros del Presidium del Consejo de Coordinación (CC) de la oposición belarusa Maria Kalesnikava y Maksim Znak. El juicio se lleva a cabo a puerta cerrada, a pesar de que más de 3 800 personas entre políticos y activistas públicos de diferentes países exigieran la apertura del proceso.

Ambos acusados se enfrentan a hasta 12 años de prisión. Están acusados de conformidad con la Parte 3 del Artículo 361 (Llamados a la acción contra la seguridad nacional), la Parte 1 del Art. 357 (Conspiración para tomar el poder del Estado por medios inconstitucionales), la Parte 1 del art. 361-1 (Creación y liderazgo de un grupo extremista). Los abogados de los reos dicen que, de hecho, Maksim Znak fue procesado por expresar su opinión profesional sobre cuestiones legales y ejercer los derechos fundamentales, y las acciones de Kalesnikava no tenían como objetivo infligir, sino prevenir daños a la seguridad nacional.

Las organizaciones de derechos humanos reconocen a Kalesnikava y Znak como presos políticos. En el juicio, ambos presos políticos irradiaban calma y confianza, y Maria estuvo bailando tras los barrotes, sonrió y mostró su característico signo del corazón, del que se enamoraron millones de belarusos.