2022-02-21
Imagen con fines ilustrativos.

Según el Ministerio de Defensa de Belarús, las tropas rusas enviadas a Belarús para las maniobras militares a gran escala no se retirarán, contrariamente a declaraciones anteriores. El ministerio no dijo cuánto tiempo permanecerán en Belarús las tropas, estimadas por la OTAN en alrededor de 30.000 soldados. La decisión supuestamente se tomó debido al aumento de la actividad militar cerca de las fronteras de Rusia y Belarús y «una escalada de tensión» en la región de Donbás. La semana pasada, se informó que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, había recibido garantías de Putin de que las tropas rusas partirían después de los ejercicios.

La continua acumulación de fuerzas ha exacerbado la tensión entre Moscú y Occidente por un temido ataque ruso contra Ucrania. Los líderes de la oposición belarusa condenaron enérgicamente la medida. Sviatlana Tsikhanouskaya dijo que la presencia de tropas rusas o extranjeras en Belarús «viola la Constitución de Belarús, la neutralidad constitucional, el derecho internacional, pone en peligro la seguridad de cada belaruso y de toda la región». Afirmó que la oposición se esforzará para que este tema sea presentado al Consejo de Seguridad de la ONU para su consideración.