2021-09-02
La foto fue tomada en una celda del Centro de Incomunicación de Detenidos en la calle Akrestsina.

La iniciativa de ex agentes del orden, BYPOL, publicó una nueva investigación que revela a los responsables de las condiciones de detención creadas en dieciséis centros de incomunicación para los detenidos en virtud de los «artículos políticos».

Las órdenes criminales en la conversación telefónica publicada son dictadas por Siarhei Nikel, el Jefe del Departamento de Ejecución y Vigilancia. «¡Ni un solo colchón! Ni de día ni de noche. Es decir, deben dormir sobre literas puras, como en la celda de castigo», exigió Nikel a sus subordinados.

Siarhei Nikel ordenó que colocaran a los «políticos» en las peores celdas, con vagabundos, que les privaran de comida, correspondencia y paseos. Para que los familiares no pudieran enviar paquetes con alimentos y productos de primera necesidad a los presos, los detenidos eran trasladados de un centro de incomunicación a otro.

BYPOL enfatiza que el algoritmo de tratamiento de los «presos políticos» fue elaborado por el Ministro de Asuntos Interiores, Ivan Kubrakou.

Por tanto, se puede testificar que, de acuerdo con la Convención contra la tortura, en Belarús a nivel oficial se habían aprobado las torturas contra civiles.