2021-10-23

El 21 de octubre de 2021 en Ginebra los países que son las partes del Convenio de Aarhus de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa tomaron sobre Belarús una decisión que reconoció la liquidación de la organización ecologista Ecohome como un caso de persecución y opresión de las ONG.

La decisión no solo reconoce la liquidación de la organización como una violación del Convenio, sino que también prevé la suspensión para Belarús de los derechos y privilegios contemplados en el Convenio si el país no toma medidas para renovar el registro de Ecohome antes del 1 de diciembre de 2021. También se le ha impuesto al régimen la obligación de formular, antes del 1 de julio de 2022, un plan de acción para informar a la población de Lituania sobre el funcionamiento del BelNPP (central nuclear de Belarús). La suspensión entrará en vigor el 1 de febrero de 2022.

Esta es la primera vez en la historia del Convenio que se han agotado todos los intentos para llegar a un consenso y las partes se han visto obligadas a recurrir a una decisión por votación. 34 de 39 países apoyaron esta decisión y pidieron a Belarús que revocara la decisión de liquidar Ecohome.

Si no se cumplen las condiciones de la decisión adoptada, el régimen de Lukashenka será excluido de la lista de beneficiarios de ayuda internacional para financiar proyectos en el campo de la ecología.

Ecohome es una organización que se opuso activamente a la construcción del BelNPP y luchó contra la construcción de una planta de baterías en Brest. Ecohome fue liquidado por el tribunal el 31 de agosto de 2021 durante un saneamiento masivo de ONG, cuando más de 200 organizaciones sin fines de lucro fueron liquidadas. Esta es la primera vez en la historia de la Convención que se liquida a uno de los comunicadores del Comité.