2022-02-05
Aliaksandr Vasilevich. Foto del archivo.

El 4 de febrero de 2022 fue puesto en libertad el preso político, gerente de medios y galerista Aliaksandr Vasilevich. El juicio se celebró a puerta cerrada. Fue condenado a tres años en colonia penitenciaria de régimen ordinario, supuestamente por evasión de impuestos, pero fue puesto en libertad en la sala del tribunal. Según los abogados, «ha prescrito el delito» del convicto.

El empresario fue detenido por primera vez el 28 de julio de 2020, cuando acudió al KGB para presentar una petición para cambiar la medida cautelar de Viktar Babaryka. El 30 de julio, el tribunal del distrito Frunzensky de Minsk le condenó a 14 días de arresto. A finales de agosto de 2020, los agentes del Departamento de Investigación Financiera registraron la oficina y el domicilio de Vasilevich y le detuvieron.

Fue uno de los participantes de la sonada reunión de empresarios y opositores presos con Aliaksandr Lukashenka en el centro de detención preventiva del KGB en octubre de 2020. Los medios de comunicación online KYKY.org y The Village Belarus, cofundadas por el empresario, fueron bloqueados en Belarús en diciembre de 2020.

Mientras estaba en prisión, Vasilevich fue galardonado con el Premio Literario Francisak Aliakhnovich por el libro de cuentos de hadas «Papá y el pingüino», que escribió para su hija Adelia en el centro de prisión preventiva. En estos cuentos, Vasilevich les cuenta a los niños sobre su vida en prisión y explica conceptos tan complejos como «la disonancia cognitiva». Aquí está una de las lecciones que Vasilevich les da a los niños a través de un héroe de su cuento de hadas: «Oscuridad y monotonía alrededor. Y haces algo bueno, aunque sea un poco. Buenas acciones. Y hay más luz. El mundo está cambiando. Aunque no tan rápido como todos quieren».