2021-08-05
Campamento para presos políticos cerca de Slutsk. año 2020

El canal de televisión CNN emitió un reportaje sobre un supuesto campo de presos políticos en Belarús.

El campamento se encuentra en un bosque a una hora en coche de Minsk, cerca del pueblo de Navakólasava, en un antiguo depósito de misiles soviético. El área del campamento es de más de 80 hectáreas. En el perímetro de la unidad está instalada una cerca eléctrica de tres niveles y hay nuevas videocámaras. El campamento está vigilado por militares y tiene una pancarta que dice «Entrada prohibida». En el territorio del campamento hay barracas renovadas con rejas y vidrio reflectante en las ventanas. Los residentes de Navakólasava lo llaman «campamento».

Los periodistas no han logrado acceso a las dependencias del campamento, por lo tanto no pueden afirmar que ya habían alojado a las personas en el campamento, tampoco el canal de televisión ha encontrado pruebas directas de que la instalación se utiliza como un campamento.

El año pasado se puso de manifiesto la edificación de otro campamento, cerca de la ciudad de Slutsk. El Viceministro del Interior, Mikalái Karpiankóu, lo llamó un «campamento para los pezuñas agudas». Ese campamento no se utilizó activamente: comenzaron a traer a los detenidos el 12 de agosto de 2020, pero el 15 de agosto, los presos fueron puestos en libertad y el campamento fue liquidado en pocos días.

Los opositores belarusos temen que el régimen de Lukashenka pueda recurrir a detenciones masivas el 9 de agosto, día del aniversario de las protestas. Así, en el centro de incomunicación de detenidos en la calle Akrestsina en Minsk, están liberando las celdas para el fin de la semana: a los presos los trasladan a otras prisiones.