2021-09-06
Maria Kalesnikava y Maksim Znak en la Corte.

Hoy, 6 de septiembre de 2021, se ha dictado la sentencia a los presos políticos, Maria Kalesnikava y Maksim Znak. El Tribunal condenó a Maria Kalesnikava a 11 años de prisión en colonia de régimen ordinario y a Maksim Znak a 10 años en colonia de máxima seguridad. Fueron declarados culpables en virtud de tres artículos del Código Penal: Parte 1 del art. 357 (asociación usurpadora del poder estatal de forma inconstitucional), Parte 3 del art. 361 (sedición y llamamiento a actos contra la seguridad pública) y Parte 1 del art. 361-1 (creación o liderazgo de un grupo extremista).

Maria Kalesnikava y Maksim Znak fueron figuras clave en el equipo de Viktar Babaryka durante la campaña electoral presidencial de 2020. Después de la detención de Babaryka, Maksim Znak y Maria Kalesnikava continuaron su trabajo activo en la sede conjunta de Sviatlana Tsikhanouskaya, y luego formaron parte del presidium del Consejo de Coordinación. El Consejo de Coordinación llamó a un amplio diálogo público y a la organización de nuevas elecciones presidenciales. Ahora la mayoría de los miembros del Consejo están en prisión o en un exilio forzoso.

Maria Kalesnikava fue detenida el 8 de septiembre de 2020. El día anterior, las fuerzas del orden la secuestraron en el centro de Minsk e intentaron expulsarla del país, pero ella rompió su pasaporte en la frontera entre Belarús y Ucrania.

El 9 de septiembre de 2020 fue detenido Maksim Znak, acusado de llamar a actos destinados contra la seguridad nacional. En señal de protesto contra los cargos, Maksim se declaró en huelga de hambre y la mantuvo durante más de una semana.

«Al régimen le gustaría mucho ver a Maksim y Maria derrumbados y quebrados. Pero vemos a nuestros héroes fuertes y libres por dentro. Ellos saldrán de la cárcel mucho antes», así se pronunció la líder de la oposición Sviatlana Tsikhanouskaya sobre esta sentencia.

La Unión Europea y las autoridades de Alemania, Austria y Reino Unido condenaron con dureza las sentencias contra Maria Kalesnikava y Maksim Znak y exigieron la liberación inmediata de todos los presos políticos en Belarús.

«La UE reafirma sus demandas de liberación inmediata e incondicional de todos los presos políticos en Belarús (ahora son más de 650), incluidos la Sra. Kalesnikava y el Sr. Znak, los periodistas y todas las personas que están tras las rejas por el ejercicio de sus derechos», dice el portavoz de la Política Exterior de la UE Peter Stano en su declaración.

El gobierno alemán también criticó a las autoridades belarusas en relación con las condenas contra Kalesnikava y Znak. «Berlín considera que estas sentencias son una encarnación de acciones duras, represión, intimidación de los políticos opositores y de la sociedad civil por parte del régimen belaruso», cita Deutsche Welle las palabras del representante oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Federal de Alemania Andrea Sasse.

«La sentencia a Maria Kalesnikava y Maksim Znak demuestra que las autoridades belarusas continúan atacando a los luchadores por la democracia y la libertad. El régimen de Lukashenka debe poner fin a esta represión y liberar a todos los presos políticos», afirmó el Secretario de Relaciones Exteriores británico, Dominic Raab.

«La sentencia de hoy en el caso de Maria Kalesnikava es otro anti-récord de represión por parte del régimen en Minsk. Exigimos su liberación inmediata e incondicional. Continuaremos apoyando a quienes luchan por una Belarús libre, democrática e independiente», se dice en la declaración en nombre del Ministro de Relaciones Exteriores de Austria, Alexander Schallenberg.