2021-10-22
Migrantes en la frontera belaruso-polaca.

La Unión Europea seguirá luchando contra el ataque híbrido del régimen belaruso e impondrá sanciones adicionales contra personas y empresas, — se dice en una declaración tras la cumbre del Consejo Europeo. La cumbre de la UE pidió a Belarús que vuelva a cumplir el acuerdo de readmisión, que permite enviar a los migrantes de vuelta.

«Estamos muy preocupados por la situación en las fronteras con Belarús. Consideramos que el comportamiento de las autoridades belarusas es un ataque híbrido. Las personas utilizadas por el régimen de Lukashenka son víctimas. Debemos ayudarles. Ninguna vida debe usarse con fines políticos. La migración se está utilizando como una herramienta para ejercer presión política sobre la UE», dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Ministro del Interior alemán Horst Seehofer declaró que el gobierno alemán está convencido de que la clave para resolver el problema de la afluencia de inmigrantes ilegales a la UE a través de Belarús está en Moscú.

Polonia, Lituania y Letonia han registrado en los últimos meses un aumento del flujo de inmigrantes ilegales que intentan entrar en la UE a través de Belarús para trasladarse a Alemania y Francia, incluso poniendo en riesgo sus vidas. Ya se han registrado ocho muertes de migrantes cerca de la frontera con Belarús desde el comienzo de la crisis migratoria. Todos los días hay cientos de intentos de cruzar la frontera de Belarús con la UE. Desde principios de año, 5665 inmigrantes ilegales que llegaron a Alemania a través de Belarús han sido detenidos en la frontera germano-polaca, informó la policía alemana. Servicios de guardia fronteriza de Polonia probaron que los guardias fronterizos belarusos ayudan a los migrantes a cruzar ilegalmente la frontera, mientras que los migrantes pagan a la parte belarusa unos 4000 euros por complicidad. Además, el 18 de octubre de 2021, los guardias fronterizos lituanos grabaron cómo tres personas en uniforme se acercaron a la línea fronteriza desde el lado belaruso y se adentraron 2,5 metros en territorio lituano. Al respecto, un representante de la Embajada de Belarús fue citado al Ministerio de Asuntos Exteriores de Lituania el 20 de octubre, donde se le entregó una nota diplomática de protesta contra las «repetidas violaciones de la frontera estatal de Lituania».