2021-07-09
Imagen ilustrativa.

El 8 de julio, al menos 15 representantes de la esfera de los medios de comunicación y activistas sociales fueron detenidos en toda Belarús. Según el comunicado oficial del Departamento de Investigación del KGB, se está llevando a cabo una «operación a gran escala para sanear a los radicales».

El 9 de julio los registros de periodistas con confiscación de su equipo técnico continuaron en Minsk, Brest, Hómel, Luninets, Hlybokaye, Hantsevichi y Babruisk.

El Representante del Servicio Exterior de la UE Peter Stana escribió en Twitter: «Belarús: las represalias contra «Nasha Niva» y otras publicaciones muestran la continuación de la represión del régimen contra las opiniones independientes y el total desprecio no solo por la libertad de expresión, sino también por sus responsabilidades en la ONU y la OSCE. Esto es inaceptable, lamentable y debe terminar».